Make your own free website on Tripod.com

 

CONCEJO DE SAN TIRSO DE ABRES

(DATOS HISTÓRICOS Y CURIOSIDADES)


 

        San Tirso de Abres dejó de ser un Concejo eminentemente agrícola, en los años de la posguerra y posteriores, hasta los setenta, que fueron desapareciendo dichas labores, principalmente por  la reducción de la población, que se vio obligada a la emigración, a países americanos y posteriormente europeos para finalizar en una emigración interior, hacia las ciudades industriales de Asturias, primordialmente Gijón y Avilés. Dejó de cultivarse el trigo, finalizaron las tareas de la siega y posteriores de meda y malla; dejó de plantarse en maíz y se paso de la ganadería utilizada para el trabajo agrícola y producción de leche, para el propio consumo, a una ganadería dirigida mas a la producción láctea  de cara a la venta a las centrales lecheras, pasando de vacas rubias gallegas y pardas asturianas a vacas pintas tipo holandesas. Posteriormente la instalación de la papelera en Navia, favoreció la tala y venta  de madera  principalmente de pino y sobre todo de eucalipto (de más rápido crecimiento). En la ultima década se ha desarrollado el turismo rural y como consecuencia la proliferación de las casas rurales y las personas que basan su economía en tales menesteres.

        San Tirso cuenta con un puente de hormigón sobre el río Eo. El primero vio como se iniciaban las obras en 1.918 y fue terminado e inaugurado en Octubre de 1920. La ceremonia inaugural contó con la presencia del sacerdote D. Juan Lavanderira y el alcalde Alfredo Oliveros. Este primer puente fue sustituido por el actual construido en abril de 1988.

        Contó San Tirso con un Telar, propiedad de Álvaro Méndez que data de 1890. La llamada Fábrica de Pedro García López (alcalde que fue de San Tirso) en donde se pretendió instalar una fábrica de la prestigiosa  óptica Zeiss,  que la Guerra Civil truncó.   Parte de la energía eléctrica fue suministrada a los habitantes de San Tirso por una pequeña Central hidroeléctrica en el río Eo,  gestionada por D. Ramón Piñeiro.

        Entre los maestros y maestras que ejercieron su labor docente y dejaron su huella en las distintas generaciones de santirseños, cabe señalar a D. Sabino García Losada (autor de la primera Crónica histórica de San Tirso) que habitó en la llamada casa de Juanita (actualmente ocupada por viviendas sociales y una plaza municipal. Doña Dolores González Cuervo, (casada con el que fue Jefe de Estación D. José López Díaz), conocida como "Doña Lola" que ejerció sus labores desde los años veinte.

    Personajes entrañables y legendarios, como "O Capitán" llamado así porque alcanzaría esta graduación en la Guerra de Cuba en el año 1898, se trataba de D. Rufino Piñeiro Requejo que vivió más de cien años.

        Otro personaje peculiar, fue D. Benito González Arias que regentó la tienda que llevaba su nombre, ubicada en El Llano)Fotografía Casa Benito, frente a la actual plaza del San Juan y en donde se instaló, posteriormente una sidrería (actualmente cerrada)

        La actual casa Consistorial de San Tirso data del año 1.947, y fue rehabilitada instalando en ella un reloj, en el año 1.994. Fueron alcaldes de San Tirso, anteriores a la actual alcaldesa Doña María Goretti Quintana Rey, D. Alfredo Oliveros, D. Álvaro Méndez Lenza, D. Pedro García López, D. Clemente Amago y D. Luis Díaz Sanjurjo, D. José Folgueiras Rodriguez, D. Jesús Ferreiro de la Torre y D. Tirso Miranda Pérez todos ellos entre los años 1920 al año 2007 actual. aproximadamente.

        Contó San Tirso con músicos que colaboraron en la antigua banda da Villapena (años veinte y posteriores) y en grupos musicales como "Os Típicos" (1945-50) y "Los Truenos" (1.973).

        El último sacerdote (titular de San Tirso) fueD. Manuel Lombardero Yañez (fallecido a finales de los noventa). otros sacerdotes anteriores fueron D. Juan Lavandeira, y D. Manuel Rivera Ponte.

        El actual Polideportivo cubierto y el Polígono Industrial del Boutarón datan de 1.999  

Regresar a Página inicial sobre San Tirso de Abres:

 

(C) José Manuel Rivera 2007