Make your own free website on Tripod.com

Manuel GONZALEZ ESPASANDE

Psicologo


Página creada por J.M.Rivera




"Manolín do Piñeiro", como le llamamos los que le conocemos desde pequeño,nacido en San Tirso de Abres en el año 1956, o fillo de Manolo de Valiñaseca e María do Piñeiro, que tuvo que marchar con sus padres a León, en busca de una vida mas confortable, ha sido entrevistado en el diario "El Comercio" de Gijón el pasado día 2 de noviembre de 2.003, por el periodista J. Poncela y fotografías de Joaquín Piñeda, lo que nos enorgullece, como persona que ha nacido en San Tirso, y estamos seguros, que lo lleva en su corazón. ¡Animo Manolo!

A continuación se reproduce la entrevista de J Poncela y fotografía de Joaquín Piñeda aparecida en el diario "El Comecio" de Gijón:

MANUEL GONZÁLEZ ESPASANDE, PSICÓLOGO CLÍNICO


«La ansiedad es igual a más velocidad y menos tiempo»
«Todo el mundo compite contra todo el mundo y eso genera miedo, soledad e incomunicación, las claves de nuestro tiempo» «Una sociedad débil en lo cultural puede ser también débil mental»
Manuel Espasande recibe a sus pacientes, y a la humanidad en general si es necesario, en un piso del número 13 de la calle del Instituto. Es un edificio construido en 1912. Techos altos, pasillos largos y un silencio casi conventual que parece diseñado para encontrarse a uno mismo con la ayuda de este psicólogo que lleva veinte años al pie del diván. Espasande confiesa 46 años, evita hablar de su estado civil y se explaya con todo lo demás. Escruta al género humano con ojos de espía y parece enterarse de casi todo.

-¿Estamos todos locos?

-Unos más que otros. Asturias y Gijón son zonas de riesgo.

-¿Por qué?

-Porque concentran un aluvión de gente que aún no está integrada. Tenemos retazos de falta de integración más propios de hace quince o veinte años.

-¿Hay más riesgo aquí que en otras partes de perder la salud mental?

-Sí, hay más riesgo porque esta es una ciudad desestructurada en lo urbanístico y en lo humano. Sigue habiendo guetos culturales en Gijón, población mal integrada. Por ejemplo, hay problemas de diversión y socialización en jóvenes hasta los 35 años.

-¿Uno tiene más defensas contra la locura según se hace viejo?

-En cada edad hay una cruz, una crisis o una problemática. La vida está formulada de tal manera que en cualquier momento se puede deteriorar tu salud mental. No hay manera de evitarlo.

-Por eso se dice, por ejemplo, que cada vez hay más niños con problemas psicológicos.

-No estoy de acuerdo. No creo que sea así. Igual hay transtornos específicos que antes no se consideraban y ahora sí. Pasa sobre todo con los problemas que son muy atractivos para los medios de comunicación: la hiperactividad, por ejemplo. Un niño hiperactivo puede ser así por circunstancias familiares o académicas, por factores externos, no porque los individuos hayan cambiado en los últimos tiempos.

-O sea, que los padres vuelven locos a los hijos.

-Pues sí. Con las prisas, el estrés, la falta de tiempo y no atenderlos adecuadamente.

-¿El matrimonio deteriora la salud mental?

-(Risas). Bueno, como ahora hay nuevas formas de pareja, sin papeles, se ha descubierto que el matrimonio no es una condena característica. La convivencia en sí misma es lo que aprieta. El matrimonio tiene unas connotaciones de comercio social y de diferenciar a quienes 'tienen papeles' de los que no los tienen. Eso obliga a desarrollar unas actitudes concretas para demostrar que uno no está emparejado, sino casado.

-Es decir, que no estamos preparados para vivir en pareja, pero tampoco queremos estar solos.

-Es la eterna desventura de vivir.

-La vida es dura.

-La vida es dura, sí, y la gente cada vez está más sola. La insolidaridad y la desconfianza deja a la gente sin apoyos, sin la seguridad de que habrá alguien a su lado para lo bueno y para lo malo. Todo el mundo compite contra todo el mundo y eso genera miedo y soledad.

-Pero esta es la sociedad en la que nadie está sólo ni incomunicado. Tenemos Internet, teléfono móvil...

-No hay tal comunicación. Se puede ver a tres personas deambulando por la calle y tropezando entre ellas mientras cada una habla por su teléfono móvil. No se comunican entre ellas. Esa actitud es un síntoma de soledad y de miedo. La incomunicación, la soledad y el miedo son los tres factores claves de este tiempo.

-Y la ansiedad.

-Eso tiene que ver con el tiempo. De niños, el tiempo era largo. Según pasa nuestra vida tenemos menos control sobre él. Creo que a la ansiedad se le pueden aplicar las leyes de la física: velocidad partida por tiempo. A más velocidad de vida, menos tiempo para vivirla.

-¿El síndrome 'Operación Triunfo' es un motivo más de desgaste? El éxito es una obsesión.

-Sí, por supuesto. Los medios de de comunicación son responsables de difundir una serie de comportamientos que no son relevantes y que no deben dirigir la vida de los individuos. Ese tipo de aventuras vinculadas al dinero y el beneficio rápido están condicionando a mucha gente. Asturias es una región muy frágil al respecto.

-¿Por qué?

-Porque esa es una sociedad un tanto aislada, no hay curiosidad por el entorno, por preservar las tradiciones, no se viaja demasiado. Eso genera una endogamia peligrosa, Asturias es una sociedad débil y en esa debilidad es más fácil apoderarse de la voluntad de los individuos. Una sociedad con debilidad cultural es una sociedad con más peligro de deterioro mental.

-¿Hay terapia para eso?

-Un esfuerzo muy constante por observar las prioridades personales y familiares, las necesidades auténticas. Cuando la salud mental flaquea, no hay otro problema más grande. La única salida es la revolución personal.

-¿Hay tantas depresiones como parece? Todo el mundo dice estar deprimido.

-La gente que acude a mí lo hace por una necesidad cierta y real. Puede haber casos de bajas laborales en los que se dan intentos de camuflaje, pero siempre hay factores detectables que corresponden a una auténtica depresión. Es muy difícil enmascarar una depresión falsa, no se puede fingir un sufrimiento tan característico.

-¿Se cura la depresión?

-La depresión debe encararse de una manera profunda y honrada. Si no es pan para hoy y hambre para mañana. Se puede pensar que se han superado algunos baches concretos o factores que llevan a ese fracaso, pero si no se coge el toro por los cuernos no hay nada que hacer. La revolución personal es el remedio verdadero.

-¿Quién se deprimen más los hombres o las mujeres?

-La verdad es que puede haber factores biológicos propios del sexo, pero como la depresión tiene unos factores sociales o ambientales que pesan más, afecta indistintamente.

-¿Es duro tener que representar siempre el papel de hombre o de mujer que adjudica la sociedad?

-Aceptar el rol característico de cada sexo no deja de ser una carga y una encerrona. ¿Quién no ha pensado alguna vez en cambiar de sexo aunque sólo sea por divertimento?


En fecha 22-07-2007 el mismo diario "El Comercio" requiere la opinión experta de Manuel Gonzalez Espasande sobre el tema "Peligros en la red" y más concretamente la pornografía infantil, plasmada en el siguiente párrafo:

«Déficit de atención»

Es difícil reconocer a una persona que ejecuta este tipo de actos. «Esas actitudes y comportamientos no son demasiado explícitos», asegura el psicólogo Manuel González Espasande, pero indica que tiene mucho que ver «la soledad del individuo y una afectividad mal estructurada desde su propia infancia. Es posible que haya tenido problemas de ese tipo y le quedaran fijados. Siempre es determinante que el pedófilo haya tenido un déficit de atención afectiva familiar y social». Las personas -generalmente hombres- que acuden a la pornografía infantil «no fueron bien nutridas emocionalmente a su edad, cuando necesitaban cariño. Al no tenerlo, lo buscan en otras partes», indica González Espasande. La discreción y clandestinidad que supone la soledad de un ordenador facilita este tipo de conductas, aunque «no todas las veces con intención lesiva», considera este experto, que apunta la aparición de mafias que alimentan las necesidades de estas personas. Manuel González quiere dejar claro que «no todos los afectados son realmente psicópatas ni anómalos de comportamiento, porque todo el mundo puede tener acceso a ese material en internet. Otra cosa es que se fijen sólo en ello. Creo que no es una patología, sino una adicción». De cualquier modo, este profesional considera que los pedófilos pueden ejercer «oficios en los que el menor puede depositar su confianza, de la que después ese profesional usa y abusa negligentemente».


El día 11 de agosto de 2007, invitado por la Asociación Cultural San Tirso del Eo de San Tirso de Abres, pronuncia el pregón que abrirá la XIX SEMANA CULTURAL. Con este motivo es entrevistado por Hector Acevo Bello para el diario La Nueva España bajo el epigrafe: Debemos perseguir la soledad....


En fecha 25-08-2007 Manuel Gonzalez Espasande vuelve a dar su opinión en un artículo publicado por el diario el Comercio bajo el epigrafe: "Asturias Rechaza la castración", sobre el tema de la castración para los pederastas, planteado en Francia:

De forma tajante se postuló el psicólogo clínico Manuel González Espasande, a quien la medida le parece «antiética, será un exterminio muy determinado», señaló y abogó como ambas políticas en que los agresores cumplan su penas íntegras y la rehabilitación sea tratada de forma individualizada. El psicólogo señaló que el origen del problema está en la infancia: «Suelen ser personas con grandes carencias infantiles, a veces maltratadas y en el que la búsqueda de afecto la canalizan a través de una sexualidad extrema». El psicólogo clínico cree ademas que esta medida puede provocar el efecto contrario «porque el impulso violento se mantiene pese a la disminución de testosterona y la agresión se producirá aunque no sea de forma genital sino de otra manera, incluso más violenta», decía.


Pulsa aquí si quieres regresar a página inicial sobre San Tirso de Abres